Otro

Té helado refrescante de hibisco

Té helado refrescante de hibisco


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

A medida que llega el invierno a Chicago y los días se hacen más cortos y fríos, encuentro que se vuelve aún más importante recordar los momentos más soleados de la vida. Uno de mis recuerdos favoritos de este verano fue tomar un descanso del trabajo a media tarde y dirigirme a mi camión de comida favorito para tomar un vaso de su refrescante té helado de hibisco. Solo un vaso fue suficiente para revitalizarme el resto del día. Ahora que la temperatura ha comenzado a bajar, me encuentro deseando que regrese ese impulso en mi paso. Con esta receta de té helado de hibisco, definitivamente estoy listo para afrontar el resto del invierno.

Tiempo de preparación: 5 minutos
Hora de cocinar: 10 minutos
Tiempo Total: 15 minutos
Porciones: 10

Ingredientes:
2 onzas de flor de hibisco seca (alrededor de 1 taza de volumen)
8 tazas de agua, divididas en 4 ½ tazas y 3 ½ tazas
½ taza de azúcar (si es necesario, más para el gusto)
Zumo de 1 lima
rodajas de lima (para decorar)
menta (para decorar)

Foto de Clark Halpern

1. Ponga a hervir las 4 ½ tazas de agua en la estufa. Tome un tazón grande resistente al calor y coloque las flores de hibisco y el azúcar dentro.

Foto de Clark Halpern

2. Vierta el agua hirviendo en el bol con las flores de hibisco y el azúcar. Revuelva para que el azúcar se disuelva y deje reposar las flores durante 10 minutos.

Foto de Clark Halpern

3. Una vez que esté bien remojado, cuele las flores. Tenga mucho cuidado mientras se esfuerza para no derramar el té, ya que el té de hibisco se mancha con mucha facilidad.
4. Agregue el jugo de limón y las 3 ½ tazas restantes de agua a temperatura ambiente, más más azúcar al gusto.
5. Deje enfriar a temperatura ambiente y luego disfrútelo sobre hielo con una guarnición de lima y menta.

Foto de Clark Halpern

La publicación Refreshing Hibiscus Iced Tea apareció primero en Spoon University.


Receta de bebida: Jamaica elaborada en frío (té helado de hibisco)

En los camiones de tacos, mi bebida preferida es siempre Jamaica, ese brebaje rojo brillante que es un poco agrio, un poco dulce y totalmente refrescante en un día caluroso. Hecho con flores de hibisco secas, la jamaica es bastante fácil de hacer en casa, pero no fue hasta hace poco que descubrí cuánto más sabroso, ¡e incluso más simple! - puede serlo cuando lo preparas en frío durante la noche en el refrigerador.

Me encanta el suave sabor del café preparado en frío, pero como me estoy volviendo cada vez más sensible a la cafeína (hola, a mediados de los 30), decidí experimentar con el té helado preparado en frío. El veredicto: ¡mmm! La infusión en frío le brinda un té suave y lleno de sabor, sin amargor ni taninos abrumadores. En un artículo del New York Times sobre la preparación de té en frío, Harold McGee menciona la preparación en frío de Jamaica y dice que los químicos de alimentos "han descubierto que una infusión fría de dos horas extrae tantos pigmentos como una infusión caliente estándar, y que el el sabor es más afrutado y menos marcado por aromas de hojas verdes, clavo y cocido ”.

Yo estaba intrigado. Entonces comencé a hacer algunos lotes de prueba, remojándolos en el refrigerador durante la noche, con y sin aromáticos como jengibre fresco y pimienta de Jamaica. Encontré el té resultante mucho más suave y refrescante que mi infusión caliente habitual, sin ninguno de los sabores "cocidos" que a veces resultan de un exceso. También descubrí que necesitaba mucha menos azúcar en la versión de infusión fría, no tenía bordes afilados que debían domesticarse con dulzura. (Me gusta mi jamaica en el lado de la tarta, por lo que es posible que desee un jarabe un poco más simple en su versión).

He usado flores enteras (a veces se venden como flor de jamaica en los mercados latinos) y bolsitas de té, y prefiero la versión hecha con flores enteras, que tiene un poco más de profundidad. Agregar una rama de canela a la mezcla le da otra capa de sabor sutil que realmente disfruto.

El té de hibisco se disfruta en todo el mundo, desde América Central hasta Asia, y las investigaciones preliminares muestran que incluso puede ayudar a reducir la presión arterial en las personas con hipertensión. Lo cual está muy bien, pero lo estoy bebiendo porque todo lo que se necesita son cinco minutos de trabajo para hacer un lote de refresco de verano agrio, sin cafeína y ligeramente endulzado. Ahora todo lo que necesito son unos tacos.


Receta de bebida: Jamaica elaborada en frío (té helado de hibisco)

En los camiones de tacos, mi bebida preferida es siempre Jamaica, ese brebaje rojo brillante que es un poco agrio, un poco dulce y totalmente refrescante en un día caluroso. Hecho con flores de hibisco secas, la jamaica es bastante fácil de hacer en casa, pero no fue hasta hace poco que descubrí cuánto más sabroso, ¡e incluso más simple! - puede serlo cuando lo preparas en frío durante la noche en el refrigerador.

Me encanta el suave sabor del café preparado en frío, pero como me estoy volviendo cada vez más sensible a la cafeína (hola, a mediados de los 30), decidí experimentar con el té helado preparado en frío. El veredicto: ¡mmm! La infusión en frío le brinda un té suave y lleno de sabor, sin amargor ni taninos abrumadores. En un artículo del New York Times sobre la preparación de té en frío, Harold McGee menciona la preparación en frío de Jamaica y dice que los químicos de alimentos "han descubierto que una infusión fría de dos horas extrae tantos pigmentos como una infusión caliente estándar, y que el el sabor es más afrutado y menos marcado por aromas de hojas verdes, clavo y cocido ”.

Yo estaba intrigado. Entonces comencé a hacer algunos lotes de prueba, remojándolos en el refrigerador durante la noche, con y sin aromáticos como jengibre fresco y pimienta de Jamaica. Encontré el té resultante mucho más suave y refrescante que mi infusión caliente habitual, sin ninguno de los sabores "cocidos" que a veces resultan de un exceso. También descubrí que necesitaba mucha menos azúcar en la versión de infusión fría, no tenía bordes afilados que debían domesticarse con dulzura. (Me gusta mi jamaica en el lado de la tarta, por lo que es posible que desee un jarabe un poco más simple en su versión).

He usado flores enteras (a veces se venden como flor de jamaica en los mercados latinos) y bolsitas de té, y prefiero la versión hecha con flores enteras, que tiene un poco más de profundidad. Agregar una rama de canela a la mezcla le da otra capa de sabor sutil que realmente disfruto.

El té de hibisco se disfruta en todo el mundo, desde América Central hasta Asia, y las investigaciones preliminares muestran que incluso puede ayudar a reducir la presión arterial en las personas con hipertensión. Lo cual está muy bien, pero lo estoy bebiendo porque todo lo que se necesita son cinco minutos de trabajo para hacer un lote de refresco de verano agrio, sin cafeína y ligeramente endulzado. Ahora todo lo que necesito son unos tacos.


Receta de bebida: Jamaica elaborada en frío (té helado de hibisco)

En los camiones de tacos, mi bebida preferida es siempre Jamaica, ese brebaje rojo brillante que es un poco agrio, un poco dulce y totalmente refrescante en un día caluroso. Hecho con flores de hibisco secas, la jamaica es bastante fácil de hacer en casa, pero no fue hasta hace poco que descubrí cuánto más sabroso, ¡e incluso más simple! - puede serlo cuando lo preparas en frío durante la noche en el refrigerador.

Me encanta el suave sabor del café preparado en frío, pero como me estoy volviendo cada vez más sensible a la cafeína (hola, a mediados de los 30), decidí experimentar con el té helado preparado en frío. El veredicto: ¡mmm! La infusión en frío le brinda un té suave y lleno de sabor, sin amargor ni taninos abrumadores. En un artículo del New York Times sobre la preparación de té en frío, Harold McGee menciona la preparación en frío de Jamaica y dice que los químicos de alimentos "han descubierto que una infusión fría de dos horas extrae tantos pigmentos como una infusión caliente estándar, y que el el sabor es más afrutado y menos marcado por aromas de hojas verdes, clavo y cocido ”.

Yo estaba intrigado. Entonces comencé a hacer algunos lotes de prueba, remojándolos en el refrigerador durante la noche, con y sin aromáticos como jengibre fresco y pimienta de Jamaica. Encontré el té resultante mucho más suave y más refrescante que mi infusión caliente habitual, sin ninguno de los sabores "cocidos" que a veces resultan del exceso. También descubrí que necesitaba mucha menos azúcar en la versión de infusión fría, no tenía bordes afilados que debían domesticarse con dulzura. (Me gusta mi jamaica en el lado de la tarta, por lo que es posible que desee un jarabe un poco más simple en su versión).

He usado flores enteras (a veces se venden como flor de jamaica en los mercados latinos) y bolsitas de té, y prefiero la versión hecha con flores enteras, que tiene un poco más de profundidad. Agregar una rama de canela a la mezcla le da otra capa de sabor sutil que realmente disfruto.

El té de hibisco se disfruta en todo el mundo, desde América Central hasta Asia, y las investigaciones preliminares muestran que incluso puede ayudar a reducir la presión arterial en las personas con hipertensión. Lo cual está muy bien, pero lo estoy bebiendo porque todo lo que se necesita son cinco minutos de trabajo para hacer un lote de refresco de verano agrio, sin cafeína y ligeramente endulzado. Ahora todo lo que necesito son unos tacos.


Receta de bebida: Jamaica elaborada en frío (té helado de hibisco)

En los camiones de tacos, mi bebida preferida es siempre Jamaica, ese brebaje rojo brillante que es un poco agrio, un poco dulce y totalmente refrescante en un día caluroso. Hecho con flores de hibisco secas, la jamaica es bastante fácil de hacer en casa, pero no fue hasta hace poco que descubrí cuánto más sabroso, ¡e incluso más simple! - puede serlo cuando lo preparas en frío durante la noche en el refrigerador.

Me encanta el suave sabor del café preparado en frío, pero como me estoy volviendo cada vez más sensible a la cafeína (hola, a mediados de los 30), decidí experimentar con el té helado preparado en frío. El veredicto: ¡mmm! La infusión en frío le brinda un té suave y lleno de sabor, sin amargor ni taninos abrumadores. En un artículo del New York Times sobre la preparación de té en frío, Harold McGee menciona la preparación en frío de Jamaica y dice que los químicos de alimentos "han descubierto que una infusión fría de dos horas extrae tantos pigmentos como una infusión caliente estándar, y que el el sabor es más afrutado y menos marcado por aromas de hojas verdes, clavo y cocido ”.

Yo estaba intrigado. Entonces comencé a hacer algunos lotes de prueba, remojándolos en el refrigerador durante la noche, con y sin aromáticos como jengibre fresco y pimienta de Jamaica. Encontré el té resultante mucho más suave y más refrescante que mi infusión caliente habitual, sin ninguno de los sabores "cocidos" que a veces resultan del exceso. También descubrí que necesitaba mucha menos azúcar en la versión de infusión fría, no tenía bordes afilados que debían ser domesticados con dulzura. (Me gusta mi jamaica en el lado de la tarta, por lo que es posible que desee un jarabe un poco más simple en su versión).

He usado flores enteras (a veces se venden como flor de jamaica en los mercados latinos) y bolsitas de té, y prefiero la versión hecha con flores enteras, que tiene un poco más de profundidad. Agregar una rama de canela a la mezcla le da otra capa de sabor sutil que realmente disfruto.

El té de hibisco se disfruta en todo el mundo, desde América Central hasta Asia, y las investigaciones preliminares muestran que incluso puede ayudar a reducir la presión arterial en las personas con hipertensión. Lo cual está muy bien, pero lo estoy bebiendo porque todo lo que se necesita son cinco minutos de trabajo para hacer un lote de refresco de verano agrio, sin cafeína y ligeramente endulzado. Ahora todo lo que necesito son unos tacos.


Receta de bebida: Jamaica elaborada en frío (té helado de hibisco)

En los camiones de tacos, mi bebida preferida es siempre Jamaica, ese brebaje rojo brillante que es un poco agrio, un poco dulce y totalmente refrescante en un día caluroso. Hecho con flores de hibisco secas, la jamaica es bastante fácil de hacer en casa, pero no fue hasta hace poco que descubrí cuánto más sabroso, ¡e incluso más simple! - puede serlo cuando lo preparas en frío durante la noche en el refrigerador.

Me encanta el suave sabor del café preparado en frío, pero como me estoy volviendo cada vez más sensible a la cafeína (hola, a mediados de los 30), decidí experimentar con el té helado preparado en frío. El veredicto: ¡mmm! La infusión en frío le brinda un té suave y lleno de sabor, sin amargor ni taninos abrumadores. En un artículo del New York Times sobre la preparación de té en frío, Harold McGee menciona la preparación en frío de Jamaica y dice que los químicos de alimentos "han descubierto que una infusión fría de dos horas extrae tantos pigmentos como una infusión caliente estándar, y que el el sabor es más afrutado y menos marcado por aromas de hojas verdes, clavo y cocido ”.

Yo estaba intrigado. Entonces comencé a hacer algunos lotes de prueba, remojándolos en el refrigerador durante la noche, con y sin aromáticos como jengibre fresco y pimienta de Jamaica. Encontré el té resultante mucho más suave y refrescante que mi infusión caliente habitual, sin ninguno de los sabores "cocidos" que a veces resultan de un exceso. También descubrí que necesitaba mucha menos azúcar en la versión de infusión fría, no tenía bordes afilados que debían domesticarse con dulzura. (Me gusta mi jamaica en el lado de la tarta, por lo que es posible que desee un jarabe un poco más simple en su versión).

He usado flores enteras (a veces se venden como flor de jamaica en los mercados latinos) y bolsitas de té, y prefiero la versión hecha con flores enteras, que tiene un poco más de profundidad. Agregar una rama de canela a la mezcla le da otra capa de sabor sutil que realmente disfruto.

El té de hibisco se disfruta en todo el mundo, desde América Central hasta Asia, y las investigaciones preliminares muestran que incluso puede ayudar a reducir la presión arterial en las personas con hipertensión. Lo cual está muy bien, pero lo estoy bebiendo porque todo lo que se necesita son cinco minutos de trabajo para hacer un lote de refresco de verano agrio, sin cafeína y ligeramente endulzado. Ahora todo lo que necesito son unos tacos.


Receta de bebida: Jamaica elaborada en frío (té helado de hibisco)

En los camiones de tacos, mi bebida preferida es siempre Jamaica, ese brebaje rojo brillante que es un poco agrio, un poco dulce y totalmente refrescante en un día caluroso. Hecho con flores de hibisco secas, la jamaica es bastante fácil de hacer en casa, pero no fue hasta hace poco que descubrí cuánto más sabroso, ¡e incluso más simple! - puede serlo cuando lo preparas en frío durante la noche en el refrigerador.

Me encanta el suave sabor del café preparado en frío, pero como me estoy volviendo cada vez más sensible a la cafeína (hola, a mediados de los 30), decidí experimentar con el té helado preparado en frío. El veredicto: ¡mmm! La infusión en frío le brinda un té suave y lleno de sabor, sin amargor ni taninos abrumadores. En un artículo del New York Times sobre la preparación de té en frío, Harold McGee menciona la preparación en frío de Jamaica y dice que los químicos de alimentos "han descubierto que una infusión fría de dos horas extrae tantos pigmentos como una infusión caliente estándar, y que el el sabor es más afrutado y menos marcado por aromas de hojas verdes, clavo y cocido ”.

Yo estaba intrigado. Entonces comencé a hacer algunos lotes de prueba, remojándolos en el refrigerador durante la noche, con y sin aromáticos como jengibre fresco y pimienta de Jamaica. Encontré el té resultante mucho más suave y más refrescante que mi infusión caliente habitual, sin ninguno de los sabores "cocidos" que a veces resultan del exceso. También descubrí que necesitaba mucha menos azúcar en la versión de infusión fría, no tenía bordes afilados que debían ser domesticados con dulzura. (Me gusta mi jamaica en el lado de la tarta, por lo que es posible que desee un jarabe un poco más simple en su versión).

He usado flores enteras (a veces se venden como flor de jamaica en los mercados latinos) y bolsitas de té, y prefiero la versión hecha con flores enteras, que tiene un poco más de profundidad. Agregar una rama de canela a la mezcla le da otra capa de sabor sutil que realmente disfruto.

El té de hibisco se disfruta en todo el mundo, desde América Central hasta Asia, y las investigaciones preliminares muestran que incluso puede ayudar a reducir la presión arterial en las personas con hipertensión. Lo cual está muy bien, pero lo estoy bebiendo porque todo lo que se necesita son cinco minutos de trabajo para hacer un lote de refresco de verano agrio, sin cafeína y ligeramente endulzado. Ahora todo lo que necesito son unos tacos.


Receta de bebida: Jamaica elaborada en frío (té helado de hibisco)

En los camiones de tacos, mi bebida preferida es siempre Jamaica, ese brebaje rojo brillante que es un poco agrio, un poco dulce y totalmente refrescante en un día caluroso. Hecho con flores de hibisco secas, la jamaica es bastante fácil de hacer en casa, pero no fue hasta hace poco que descubrí cuánto más sabroso, ¡e incluso más simple! - puede serlo cuando lo preparas en frío durante la noche en el refrigerador.

Me encanta el suave sabor del café preparado en frío, pero como me estoy volviendo cada vez más sensible a la cafeína (hola, a mediados de los 30), decidí experimentar con el té helado preparado en frío. El veredicto: ¡mmm! La infusión en frío le brinda un té suave y lleno de sabor, sin amargor ni taninos abrumadores. En un artículo del New York Times sobre la preparación de té en frío, Harold McGee menciona la preparación en frío de Jamaica y dice que los químicos de alimentos "han descubierto que una infusión fría de dos horas extrae tantos pigmentos como una infusión caliente estándar, y que el el sabor es más afrutado y menos marcado por aromas de hojas verdes, clavo y cocido ”.

Yo estaba intrigado. Entonces comencé a hacer algunos lotes de prueba, remojándolos en el refrigerador durante la noche, con y sin aromáticos como jengibre fresco y pimienta de Jamaica. Encontré el té resultante mucho más suave y refrescante que mi infusión caliente habitual, sin ninguno de los sabores "cocidos" que a veces resultan de un exceso. También descubrí que necesitaba mucha menos azúcar en la versión de infusión fría, no tenía bordes afilados que debían domesticarse con dulzura. (Me gusta mi jamaica en el lado de la tarta, por lo que es posible que desee un jarabe un poco más simple en su versión).

He usado flores enteras (a veces se venden como flor de jamaica en los mercados latinos) y bolsitas de té, y prefiero la versión hecha con flores enteras, que tiene un poco más de profundidad. Agregar una rama de canela a la mezcla le da otra capa de sabor sutil que realmente disfruto.

El té de hibisco se disfruta en todo el mundo, desde América Central hasta Asia, y las investigaciones preliminares muestran que incluso puede ayudar a reducir la presión arterial en las personas con hipertensión. Lo cual está muy bien, pero lo estoy bebiendo porque todo lo que se necesita son cinco minutos de trabajo para hacer un lote de refresco de verano agrio, sin cafeína y ligeramente endulzado. Ahora todo lo que necesito son unos tacos.


Receta de bebida: Jamaica elaborada en frío (té helado de hibisco)

En los camiones de tacos, mi bebida preferida es siempre Jamaica, ese brebaje rojo brillante que es un poco agrio, un poco dulce y totalmente refrescante en un día caluroso. Hecho con flores de hibisco secas, la jamaica es bastante fácil de hacer en casa, pero no fue hasta hace poco que descubrí cuánto más sabroso, ¡e incluso más simple! - puede serlo cuando lo preparas en frío durante la noche en el refrigerador.

Me encanta el suave sabor del café preparado en frío, pero como me estoy volviendo cada vez más sensible a la cafeína (hola, a mediados de los 30), decidí experimentar con el té helado preparado en frío. El veredicto: ¡mmm! La infusión en frío le brinda un té suave y lleno de sabor, sin amargor ni taninos abrumadores. En un artículo del New York Times sobre la preparación de té en frío, Harold McGee menciona la preparación en frío de Jamaica y dice que los químicos de alimentos "han descubierto que una infusión fría de dos horas extrae tantos pigmentos como una infusión caliente estándar, y que el el sabor es más afrutado y menos marcado por aromas de hojas verdes, clavo y cocido ”.

Yo estaba intrigado. Entonces comencé a hacer algunos lotes de prueba, remojándolos en el refrigerador durante la noche, con y sin aromáticos como jengibre fresco y pimienta de Jamaica. Encontré el té resultante mucho más suave y más refrescante que mi infusión caliente habitual, sin ninguno de los sabores "cocidos" que a veces resultan del exceso. También descubrí que necesitaba mucha menos azúcar en la versión de infusión fría, no tenía bordes afilados que debían ser domesticados con dulzura. (Me gusta mi jamaica en el lado de la tarta, por lo que es posible que desee un jarabe un poco más simple en su versión).

He usado flores enteras (a veces se venden como flor de jamaica en los mercados latinos) y bolsitas de té, y prefiero la versión hecha con flores enteras, que tiene un poco más de profundidad. Agregar una rama de canela a la mezcla le da otra capa de sabor sutil que realmente disfruto.

El té de hibisco se disfruta en todo el mundo, desde América Central hasta Asia, y las investigaciones preliminares muestran que incluso puede ayudar a reducir la presión arterial en las personas con hipertensión. Lo cual está muy bien, pero lo estoy bebiendo porque todo lo que se necesita son cinco minutos de trabajo para hacer un lote de refresco de verano agrio, sin cafeína y ligeramente endulzado. Ahora todo lo que necesito son unos tacos.


Receta de bebida: Jamaica elaborada en frío (té helado de hibisco)

En los camiones de tacos, mi bebida preferida es siempre Jamaica, ese brebaje rojo brillante que es un poco agrio, un poco dulce y totalmente refrescante en un día caluroso. Hecho con flores de hibisco secas, la jamaica es bastante fácil de hacer en casa, pero no fue hasta hace poco que descubrí cuánto más sabroso, ¡e incluso más simple! - puede serlo cuando lo preparas en frío durante la noche en el refrigerador.

Me encanta el suave sabor del café preparado en frío, pero como me estoy volviendo cada vez más sensible a la cafeína (hola, a mediados de los 30), decidí experimentar con el té helado preparado en frío. El veredicto: ¡mmm! La infusión en frío le brinda un té suave y lleno de sabor, sin amargor ni taninos abrumadores. En un artículo del New York Times sobre la preparación de té en frío, Harold McGee menciona la preparación en frío de Jamaica y dice que los químicos de alimentos "han descubierto que una infusión fría de dos horas extrae tantos pigmentos como una infusión caliente estándar, y que el el sabor es más afrutado y menos marcado por aromas de hojas verdes, clavo y cocido ”.

Yo estaba intrigado. Entonces comencé a hacer algunos lotes de prueba, remojándolos en el refrigerador durante la noche, con y sin aromáticos como jengibre fresco y pimienta de Jamaica. Encontré el té resultante mucho más suave y refrescante que mi infusión caliente habitual, sin ninguno de los sabores "cocidos" que a veces resultan de un exceso. También descubrí que necesitaba mucha menos azúcar en la versión de infusión fría, no tenía bordes afilados que debían domesticarse con dulzura. (Me gusta mi jamaica en el lado de la tarta, por lo que es posible que desee un jarabe un poco más simple en su versión).

He usado flores enteras (a veces se venden como flor de jamaica en los mercados latinos) y bolsitas de té, y prefiero la versión hecha con flores enteras, que tiene un poco más de profundidad. Agregar una rama de canela a la mezcla le da otra capa de sabor sutil que realmente disfruto.

El té de hibisco se disfruta en todo el mundo, desde América Central hasta Asia, y las investigaciones preliminares muestran que incluso puede ayudar a reducir la presión arterial en las personas con hipertensión. Lo cual está muy bien, pero lo estoy bebiendo porque todo lo que se necesita son cinco minutos de trabajo para hacer un lote de refresco de verano agrio, sin cafeína y ligeramente endulzado. Ahora todo lo que necesito son unos tacos.


Receta de bebida: Jamaica elaborada en frío (té helado de hibisco)

En los camiones de tacos, mi bebida preferida es siempre Jamaica, ese brebaje rojo brillante que es un poco agrio, un poco dulce y totalmente refrescante en un día caluroso. Hecho con flores de hibisco secas, la jamaica es bastante fácil de hacer en casa, pero no fue hasta hace poco que descubrí cuánto más sabroso, ¡e incluso más simple! - puede serlo cuando lo preparas en frío durante la noche en el refrigerador.

Me encanta el suave sabor del café preparado en frío, pero como me estoy volviendo cada vez más sensible a la cafeína (hola, a mediados de los 30), decidí experimentar con el té helado preparado en frío. El veredicto: ¡mmm! La infusión en frío le brinda un té suave y lleno de sabor, sin amargor ni taninos abrumadores. En un artículo del New York Times sobre la preparación de té en frío, Harold McGee menciona la preparación en frío de Jamaica y dice que los químicos de alimentos "han descubierto que una infusión fría de dos horas extrae tantos pigmentos como una infusión caliente estándar, y que el el sabor es más afrutado y menos marcado por aromas de hojas verdes, clavo y cocido ”.

Yo estaba intrigado. Entonces comencé a hacer algunos lotes de prueba, remojándolos en el refrigerador durante la noche, con y sin aromáticos como jengibre fresco y pimienta de Jamaica. Encontré el té resultante mucho más suave y refrescante que mi infusión caliente habitual, sin ninguno de los sabores "cocidos" que a veces resultan de un exceso. También descubrí que necesitaba mucha menos azúcar en la versión de infusión fría, no tenía bordes afilados que debían ser domesticados con dulzura. (Me gusta mi jamaica en el lado de la tarta, por lo que es posible que desee un jarabe un poco más simple en su versión).

He usado flores enteras (a veces se venden como flor de jamaica en los mercados latinos) y bolsitas de té, y prefiero la versión hecha con flores enteras, que tiene un poco más de profundidad. Agregar una rama de canela a la mezcla le da otra capa de sabor sutil que realmente disfruto.

El té de hibisco se disfruta en todo el mundo, desde América Central hasta Asia, y las investigaciones preliminares muestran que incluso puede ayudar a reducir la presión arterial en las personas con hipertensión. Lo cual está muy bien, pero lo estoy bebiendo porque todo lo que se necesita son cinco minutos de trabajo para hacer un lote de refresco de verano agrio, sin cafeína y ligeramente endulzado. Ahora todo lo que necesito son unos tacos.


Receta de bebida: Jamaica elaborada en frío (té helado de hibisco)

En los camiones de tacos, mi bebida preferida es siempre Jamaica, ese brebaje rojo brillante que es un poco agrio, un poco dulce y totalmente refrescante en un día caluroso. Hecho con flores de hibisco secas, la jamaica es bastante fácil de hacer en casa, pero no fue hasta hace poco que descubrí cuánto más sabroso, ¡e incluso más simple! - puede serlo cuando lo preparas en frío durante la noche en el refrigerador.

Me encanta el suave sabor del café preparado en frío, pero como me estoy volviendo cada vez más sensible a la cafeína (hola, a mediados de los 30), decidí experimentar con el té helado preparado en frío. El veredicto: ¡mmm! La infusión en frío le brinda un té suave y lleno de sabor, sin amargor ni taninos abrumadores. En un artículo del New York Times sobre la preparación de té en frío, Harold McGee menciona la preparación en frío de Jamaica y dice que los químicos de alimentos "han descubierto que una infusión fría de dos horas extrae tantos pigmentos como una infusión caliente estándar, y que el el sabor es más afrutado y menos marcado por aromas de hojas verdes, clavo y cocido ”.

Yo estaba intrigado. Entonces comencé a hacer algunos lotes de prueba, remojándolos en el refrigerador durante la noche, con y sin aromáticos como jengibre fresco y pimienta de Jamaica. Encontré el té resultante mucho más suave y refrescante que mi infusión caliente habitual, sin ninguno de los sabores "cocidos" que a veces resultan de un exceso. También descubrí que necesitaba mucha menos azúcar en la versión de infusión fría, no tenía bordes afilados que debían ser domesticados con dulzura. (Me gusta mi jamaica en el lado de la tarta, por lo que es posible que desee un jarabe un poco más simple en su versión).

He usado flores enteras (a veces se venden como flor de jamaica en los mercados latinos) y bolsitas de té, y prefiero la versión hecha con flores enteras, que tiene un poco más de profundidad. Agregar una rama de canela a la mezcla le da otra capa de sabor sutil que realmente disfruto.

El té de hibisco se disfruta en todo el mundo, desde América Central hasta Asia, y las investigaciones preliminares muestran que incluso puede ayudar a reducir la presión arterial en las personas con hipertensión. Lo cual está muy bien, pero lo estoy bebiendo porque todo lo que se necesita son cinco minutos de trabajo para hacer un lote de refresco de verano agrio, sin cafeína y ligeramente endulzado. Ahora todo lo que necesito son unos tacos.


Receta de bebida: Jamaica elaborada en frío (té helado de hibisco)

En los camiones de tacos, mi bebida preferida es siempre Jamaica, ese brebaje rojo brillante que es un poco agrio, un poco dulce y totalmente refrescante en un día caluroso. Hecho con flores de hibisco secas, la jamaica es bastante fácil de hacer en casa, pero no fue hasta hace poco que descubrí cuánto más sabroso, ¡e incluso más simple! - puede serlo cuando lo preparas en frío durante la noche en el refrigerador.

Me encanta el suave sabor del café preparado en frío, pero como me estoy volviendo cada vez más sensible a la cafeína (hola, a mediados de los 30), decidí experimentar con el té helado preparado en frío. El veredicto: ¡mmm! La infusión en frío le brinda un té suave y lleno de sabor, sin amargor ni taninos abrumadores. En un artículo del New York Times sobre la preparación de té en frío, Harold McGee menciona la preparación en frío de Jamaica y dice que los químicos de alimentos "han descubierto que una infusión fría de dos horas extrae tantos pigmentos como una infusión caliente estándar, y que el el sabor es más afrutado y menos marcado por aromas de hojas verdes, clavo y cocido ”.

Yo estaba intrigado. Entonces comencé a hacer algunos lotes de prueba, remojándolos en el refrigerador durante la noche, con y sin aromáticos como jengibre fresco y pimienta de Jamaica. Encontré el té resultante mucho más suave y más refrescante que mi infusión caliente habitual, sin ninguno de los sabores "cocidos" que a veces resultan del exceso. También descubrí que necesitaba mucha menos azúcar en la versión de infusión fría, no tenía bordes afilados que debían ser domesticados con dulzura. (Me gusta mi jamaica en el lado de la tarta, por lo que es posible que desee un jarabe un poco más simple en su versión).

He usado flores enteras (a veces se venden como flor de jamaica en los mercados latinos) y bolsitas de té, y prefiero la versión hecha con flores enteras, que tiene un poco más de profundidad. Agregar una rama de canela a la mezcla le da otra capa de sabor sutil que realmente disfruto.

El té de hibisco se disfruta en todo el mundo, desde América Central hasta Asia, y las investigaciones preliminares muestran que incluso puede ayudar a reducir la presión arterial en las personas con hipertensión. Lo cual está muy bien, pero lo estoy bebiendo porque todo lo que se necesita son cinco minutos de trabajo para hacer un lote de refresco de verano agrio, sin cafeína y ligeramente endulzado. Ahora todo lo que necesito son unos tacos.


Receta de bebida: Jamaica elaborada en frío (té helado de hibisco)

En los camiones de tacos, mi bebida preferida es siempre Jamaica, ese brebaje rojo brillante que es un poco agrio, un poco dulce y totalmente refrescante en un día caluroso. Hecho con flores de hibisco secas, la jamaica es bastante fácil de hacer en casa, pero no fue hasta hace poco que descubrí cuánto más sabroso, ¡e incluso más simple! - puede ser cuando lo preparas en frío durante la noche en el refrigerador.

Me encanta el suave sabor del café preparado en frío, pero como me estoy volviendo cada vez más sensible a la cafeína (hola, a mediados de los 30), decidí experimentar con el té helado preparado en frío. El veredicto: ¡mmm! La infusión en frío le brinda un té suave y lleno de sabor, sin amargor ni taninos abrumadores. En un artículo del New York Times sobre la preparación de té en frío, Harold McGee menciona la preparación en frío de Jamaica y dice que los químicos de alimentos "han descubierto que una infusión fría de dos horas extrae tantos pigmentos como una infusión caliente estándar, y que el el sabor es más afrutado y menos marcado por aromas de hojas verdes, clavo y cocido ”.

Yo estaba intrigado. Entonces comencé a hacer algunos lotes de prueba, remojándolos en el refrigerador durante la noche, con y sin aromáticos como jengibre fresco y pimienta de Jamaica. Encontré el té resultante mucho más suave y más refrescante que mi infusión caliente habitual, sin ninguno de los sabores "cocidos" que a veces resultan del exceso. También descubrí que necesitaba mucha menos azúcar en la versión de infusión fría, no tenía bordes afilados que debían ser domesticados con dulzura. (Me gusta mi jamaica en el lado de la tarta, por lo que es posible que desee un jarabe un poco más simple en su versión).

He usado flores enteras (a veces se venden como flor de jamaica en los mercados latinos) y bolsitas de té, y prefiero la versión hecha con flores enteras, que tiene un poco más de profundidad. Adding a cinnamon stick to the mix gives another layer of subtle flavor that I really enjoy.

Hibiscus tea is enjoyed all over the world, from Central America to Asia, and preliminary research shows it may even help lower blood pressure for those with hypertension. Which is all well and good, but I’m drinking it because all it takes is five minutes of work to make a cold-brewed batch of tart, caffeine-free, lightly sweetened summer refreshment. Now all I need are some tacos.


Drink Recipe: Cold Brewed Jamaica (Hibiscus Iced Tea)

At taco trucks, my drink of choice is always jamaica, that bright red brew that is a little tart, a little sweet and totally refreshing on a hot day. Made with dried hibiscus flowers, jamaica is easy enough to make at home, but it wasn’t until recently that I discovered how much tastier — and even simpler! — it can be when you cold-brew it overnight in the refrigerator.

I love the smooth flavor of cold-brew coffee, but because I am becoming increasingly sensitive to caffeine (hello, mid-30s), I decided to experiment with cold-brew iced tea. The verdict: yum! Cold brewing gives you a tea that is smooth and full-flavored, without bitterness or overpowering tannins. In a New York Times article about cold-brewing tea, Harold McGee mentions cold-brewing jamaica, and says that food chemists “have found that a two-hour cold infusion extracts as much of the pigments as a standard hot infusion, and that the flavor is fruitier and less marked by green-leaf, clove and cooked aromas.”

I was intrigued. So I started making some test batches, steeping them in the refrigerator overnight, with and without aromatics like fresh ginger and allspice. I found the resulting tea much smoother and more refreshing than my usual hot-steeped brew, without any of the “cooked” flavors that sometimes result from oversteeping. I also found that I needed a lot less sugar in the cold-brew version it didn’t have any sharp edges that needed to be tamed with sweetness. (I do like my jamaica on the tart side, so you may find you want a little more simple syrup in your version.)

I’ve used both whole flowers (sometimes sold as flor de jamaica at Latin markets) and tea bags, and I prefer the version made with whole flowers, which has a bit more depth. Adding a cinnamon stick to the mix gives another layer of subtle flavor that I really enjoy.

Hibiscus tea is enjoyed all over the world, from Central America to Asia, and preliminary research shows it may even help lower blood pressure for those with hypertension. Which is all well and good, but I’m drinking it because all it takes is five minutes of work to make a cold-brewed batch of tart, caffeine-free, lightly sweetened summer refreshment. Now all I need are some tacos.


Drink Recipe: Cold Brewed Jamaica (Hibiscus Iced Tea)

At taco trucks, my drink of choice is always jamaica, that bright red brew that is a little tart, a little sweet and totally refreshing on a hot day. Made with dried hibiscus flowers, jamaica is easy enough to make at home, but it wasn’t until recently that I discovered how much tastier — and even simpler! — it can be when you cold-brew it overnight in the refrigerator.

I love the smooth flavor of cold-brew coffee, but because I am becoming increasingly sensitive to caffeine (hello, mid-30s), I decided to experiment with cold-brew iced tea. The verdict: yum! Cold brewing gives you a tea that is smooth and full-flavored, without bitterness or overpowering tannins. In a New York Times article about cold-brewing tea, Harold McGee mentions cold-brewing jamaica, and says that food chemists “have found that a two-hour cold infusion extracts as much of the pigments as a standard hot infusion, and that the flavor is fruitier and less marked by green-leaf, clove and cooked aromas.”

I was intrigued. So I started making some test batches, steeping them in the refrigerator overnight, with and without aromatics like fresh ginger and allspice. I found the resulting tea much smoother and more refreshing than my usual hot-steeped brew, without any of the “cooked” flavors that sometimes result from oversteeping. I also found that I needed a lot less sugar in the cold-brew version it didn’t have any sharp edges that needed to be tamed with sweetness. (I do like my jamaica on the tart side, so you may find you want a little more simple syrup in your version.)

I’ve used both whole flowers (sometimes sold as flor de jamaica at Latin markets) and tea bags, and I prefer the version made with whole flowers, which has a bit more depth. Adding a cinnamon stick to the mix gives another layer of subtle flavor that I really enjoy.

Hibiscus tea is enjoyed all over the world, from Central America to Asia, and preliminary research shows it may even help lower blood pressure for those with hypertension. Which is all well and good, but I’m drinking it because all it takes is five minutes of work to make a cold-brewed batch of tart, caffeine-free, lightly sweetened summer refreshment. Now all I need are some tacos.


Drink Recipe: Cold Brewed Jamaica (Hibiscus Iced Tea)

At taco trucks, my drink of choice is always jamaica, that bright red brew that is a little tart, a little sweet and totally refreshing on a hot day. Made with dried hibiscus flowers, jamaica is easy enough to make at home, but it wasn’t until recently that I discovered how much tastier — and even simpler! — it can be when you cold-brew it overnight in the refrigerator.

I love the smooth flavor of cold-brew coffee, but because I am becoming increasingly sensitive to caffeine (hello, mid-30s), I decided to experiment with cold-brew iced tea. The verdict: yum! Cold brewing gives you a tea that is smooth and full-flavored, without bitterness or overpowering tannins. In a New York Times article about cold-brewing tea, Harold McGee mentions cold-brewing jamaica, and says that food chemists “have found that a two-hour cold infusion extracts as much of the pigments as a standard hot infusion, and that the flavor is fruitier and less marked by green-leaf, clove and cooked aromas.”

I was intrigued. So I started making some test batches, steeping them in the refrigerator overnight, with and without aromatics like fresh ginger and allspice. I found the resulting tea much smoother and more refreshing than my usual hot-steeped brew, without any of the “cooked” flavors that sometimes result from oversteeping. I also found that I needed a lot less sugar in the cold-brew version it didn’t have any sharp edges that needed to be tamed with sweetness. (I do like my jamaica on the tart side, so you may find you want a little more simple syrup in your version.)

I’ve used both whole flowers (sometimes sold as flor de jamaica at Latin markets) and tea bags, and I prefer the version made with whole flowers, which has a bit more depth. Adding a cinnamon stick to the mix gives another layer of subtle flavor that I really enjoy.

Hibiscus tea is enjoyed all over the world, from Central America to Asia, and preliminary research shows it may even help lower blood pressure for those with hypertension. Which is all well and good, but I’m drinking it because all it takes is five minutes of work to make a cold-brewed batch of tart, caffeine-free, lightly sweetened summer refreshment. Now all I need are some tacos.


Drink Recipe: Cold Brewed Jamaica (Hibiscus Iced Tea)

At taco trucks, my drink of choice is always jamaica, that bright red brew that is a little tart, a little sweet and totally refreshing on a hot day. Made with dried hibiscus flowers, jamaica is easy enough to make at home, but it wasn’t until recently that I discovered how much tastier — and even simpler! — it can be when you cold-brew it overnight in the refrigerator.

I love the smooth flavor of cold-brew coffee, but because I am becoming increasingly sensitive to caffeine (hello, mid-30s), I decided to experiment with cold-brew iced tea. The verdict: yum! Cold brewing gives you a tea that is smooth and full-flavored, without bitterness or overpowering tannins. In a New York Times article about cold-brewing tea, Harold McGee mentions cold-brewing jamaica, and says that food chemists “have found that a two-hour cold infusion extracts as much of the pigments as a standard hot infusion, and that the flavor is fruitier and less marked by green-leaf, clove and cooked aromas.”

I was intrigued. So I started making some test batches, steeping them in the refrigerator overnight, with and without aromatics like fresh ginger and allspice. I found the resulting tea much smoother and more refreshing than my usual hot-steeped brew, without any of the “cooked” flavors that sometimes result from oversteeping. I also found that I needed a lot less sugar in the cold-brew version it didn’t have any sharp edges that needed to be tamed with sweetness. (I do like my jamaica on the tart side, so you may find you want a little more simple syrup in your version.)

I’ve used both whole flowers (sometimes sold as flor de jamaica at Latin markets) and tea bags, and I prefer the version made with whole flowers, which has a bit more depth. Adding a cinnamon stick to the mix gives another layer of subtle flavor that I really enjoy.

Hibiscus tea is enjoyed all over the world, from Central America to Asia, and preliminary research shows it may even help lower blood pressure for those with hypertension. Which is all well and good, but I’m drinking it because all it takes is five minutes of work to make a cold-brewed batch of tart, caffeine-free, lightly sweetened summer refreshment. Now all I need are some tacos.


Drink Recipe: Cold Brewed Jamaica (Hibiscus Iced Tea)

At taco trucks, my drink of choice is always jamaica, that bright red brew that is a little tart, a little sweet and totally refreshing on a hot day. Made with dried hibiscus flowers, jamaica is easy enough to make at home, but it wasn’t until recently that I discovered how much tastier — and even simpler! — it can be when you cold-brew it overnight in the refrigerator.

I love the smooth flavor of cold-brew coffee, but because I am becoming increasingly sensitive to caffeine (hello, mid-30s), I decided to experiment with cold-brew iced tea. The verdict: yum! Cold brewing gives you a tea that is smooth and full-flavored, without bitterness or overpowering tannins. In a New York Times article about cold-brewing tea, Harold McGee mentions cold-brewing jamaica, and says that food chemists “have found that a two-hour cold infusion extracts as much of the pigments as a standard hot infusion, and that the flavor is fruitier and less marked by green-leaf, clove and cooked aromas.”

I was intrigued. So I started making some test batches, steeping them in the refrigerator overnight, with and without aromatics like fresh ginger and allspice. I found the resulting tea much smoother and more refreshing than my usual hot-steeped brew, without any of the “cooked” flavors that sometimes result from oversteeping. I also found that I needed a lot less sugar in the cold-brew version it didn’t have any sharp edges that needed to be tamed with sweetness. (I do like my jamaica on the tart side, so you may find you want a little more simple syrup in your version.)

I’ve used both whole flowers (sometimes sold as flor de jamaica at Latin markets) and tea bags, and I prefer the version made with whole flowers, which has a bit more depth. Adding a cinnamon stick to the mix gives another layer of subtle flavor that I really enjoy.

Hibiscus tea is enjoyed all over the world, from Central America to Asia, and preliminary research shows it may even help lower blood pressure for those with hypertension. Which is all well and good, but I’m drinking it because all it takes is five minutes of work to make a cold-brewed batch of tart, caffeine-free, lightly sweetened summer refreshment. Now all I need are some tacos.


Drink Recipe: Cold Brewed Jamaica (Hibiscus Iced Tea)

At taco trucks, my drink of choice is always jamaica, that bright red brew that is a little tart, a little sweet and totally refreshing on a hot day. Made with dried hibiscus flowers, jamaica is easy enough to make at home, but it wasn’t until recently that I discovered how much tastier — and even simpler! — it can be when you cold-brew it overnight in the refrigerator.

I love the smooth flavor of cold-brew coffee, but because I am becoming increasingly sensitive to caffeine (hello, mid-30s), I decided to experiment with cold-brew iced tea. The verdict: yum! Cold brewing gives you a tea that is smooth and full-flavored, without bitterness or overpowering tannins. In a New York Times article about cold-brewing tea, Harold McGee mentions cold-brewing jamaica, and says that food chemists “have found that a two-hour cold infusion extracts as much of the pigments as a standard hot infusion, and that the flavor is fruitier and less marked by green-leaf, clove and cooked aromas.”

I was intrigued. So I started making some test batches, steeping them in the refrigerator overnight, with and without aromatics like fresh ginger and allspice. I found the resulting tea much smoother and more refreshing than my usual hot-steeped brew, without any of the “cooked” flavors that sometimes result from oversteeping. I also found that I needed a lot less sugar in the cold-brew version it didn’t have any sharp edges that needed to be tamed with sweetness. (I do like my jamaica on the tart side, so you may find you want a little more simple syrup in your version.)

I’ve used both whole flowers (sometimes sold as flor de jamaica at Latin markets) and tea bags, and I prefer the version made with whole flowers, which has a bit more depth. Adding a cinnamon stick to the mix gives another layer of subtle flavor that I really enjoy.

Hibiscus tea is enjoyed all over the world, from Central America to Asia, and preliminary research shows it may even help lower blood pressure for those with hypertension. Which is all well and good, but I’m drinking it because all it takes is five minutes of work to make a cold-brewed batch of tart, caffeine-free, lightly sweetened summer refreshment. Now all I need are some tacos.


Drink Recipe: Cold Brewed Jamaica (Hibiscus Iced Tea)

At taco trucks, my drink of choice is always jamaica, that bright red brew that is a little tart, a little sweet and totally refreshing on a hot day. Made with dried hibiscus flowers, jamaica is easy enough to make at home, but it wasn’t until recently that I discovered how much tastier — and even simpler! — it can be when you cold-brew it overnight in the refrigerator.

I love the smooth flavor of cold-brew coffee, but because I am becoming increasingly sensitive to caffeine (hello, mid-30s), I decided to experiment with cold-brew iced tea. The verdict: yum! Cold brewing gives you a tea that is smooth and full-flavored, without bitterness or overpowering tannins. In a New York Times article about cold-brewing tea, Harold McGee mentions cold-brewing jamaica, and says that food chemists “have found that a two-hour cold infusion extracts as much of the pigments as a standard hot infusion, and that the flavor is fruitier and less marked by green-leaf, clove and cooked aromas.”

I was intrigued. So I started making some test batches, steeping them in the refrigerator overnight, with and without aromatics like fresh ginger and allspice. I found the resulting tea much smoother and more refreshing than my usual hot-steeped brew, without any of the “cooked” flavors that sometimes result from oversteeping. I also found that I needed a lot less sugar in the cold-brew version it didn’t have any sharp edges that needed to be tamed with sweetness. (I do like my jamaica on the tart side, so you may find you want a little more simple syrup in your version.)

I’ve used both whole flowers (sometimes sold as flor de jamaica at Latin markets) and tea bags, and I prefer the version made with whole flowers, which has a bit more depth. Adding a cinnamon stick to the mix gives another layer of subtle flavor that I really enjoy.

Hibiscus tea is enjoyed all over the world, from Central America to Asia, and preliminary research shows it may even help lower blood pressure for those with hypertension. Which is all well and good, but I’m drinking it because all it takes is five minutes of work to make a cold-brewed batch of tart, caffeine-free, lightly sweetened summer refreshment. Now all I need are some tacos.



Comentarios:

  1. Taucage

    Sí, se les ocurrió tal cosa ...

  2. Napolean

    Pido disculpas, pero no se me acerca. Hay otras variantes?

  3. Gacage

    el con ganancia garantizada :)

  4. Gyamfi

    Creo que estás equivocado. Puedo defender la posición.

  5. Daran

    Soy consciente de esta situación. Listo para ayudar.



Escribe un mensaje